Lechona al horno

"Porcella rostida", como decimos en Mallorca, y que lo ideal es asarla a fuego de lecha, pero... dicen que: "a falta de pan, buenas son tortas", pues eso, yo la he hecho, y la sigo haciendo en mi horno normalito, aunque también puedes llevarla a hornos de algunas pastelerias que ofrecen este servicio, donde puedes llevarla preparada, y la recoges en "su punto" lista para comer.

En casa cuando preparo lechona (que suele ser el primer día del año), la pregunta siempre es la misma, -la piel hace "crack, crack"?, porque si no está crujiente la lechona no es lo mismo, y es pornela en la mesa y todos dando con el cubierto para comprobar el "crack,crack".



Ingredientes:  (para 4-5 personas)

1/2 lechona mallorquina pequeña (unos 3 kg.)
3-4 dientes de ajos
2 limones
una hoja de laurel
unos granos de pimienta negra
dos cucharadas de aceite de oliva
pimienta, sal

manteca
un botellín de cava


Elaboración:
  1. Cuando compramos la lechona pedirle al carnicero que la marque con unos cortes para después de asada poder servirla mas fácil.
  2. La noche anterior, preparar un adobo en un bol poner el aceite y picar los ajos, sal-pimentar y añadir el zumo de los limones, mezclar bien y rociar la carne bien, incluso por los cortes, colocarla en una cazuela, cubrirla con agua, el laurel y dejarla macerar.
  3. A la mañana siguiente, retirar la lechona del agua y colocarla en la rejilla del horno con la piel hacia arriba (con la bandeja del horno debajo que pondremos un dedito de agua para mantener la humedad).  Impregnar bien con manteca la piel de la lechona.
  4. Precalentar el horno a 170º y hornearla aproximadamente durante una hora y media.  Yo la pongo con aire, arriba y abajo (si veo que se está quemando la piel la tapo un poco con papel de aluminio), en los últimos 10 minutos la rocio con un botellín de cava enciendo el grill para que la piel quede dorada de manera uniforme y muy crujiente.  
*  Para acompañar la lechona, normalmente la hago con patató, que la doy un hervor en agua salada con la piel, y la incorporo a la bandeja del horno cuando rocio la lechona con el cava;  También se acompaña con un buen plato de ensalada.
* No sé, si en la próxima foto se puede apreciar bien que al intentar cortar un trozo la piel se partía,  -hacía "crack, crack".  Prueba superada.


 María.
Related Posts with Thumbnails