El skyline barcelonés

Unos días por Barcelona, saben a poco, pero menos es mejor que nada, no conozco la ciudad demasiado, siempre he estado de paso y poco tiempo, así que la voy visitando a intervalos.

Estaba de celebración y quisimos hacer algo especial, probando el menú degustación que Àlex Muedra elabora en el Restaurante Visual, en la planta 23 del Hotel Torre Catalunya, con una vista de 365 grados sobre la ciudad condal, y mientras las luces de Barcelona se iban apagando, disfrutamos de un menú temático en el que el chef se había inspirado para crear sus platos, sorprendente por su arquitectura, el "skyline de Barcelona" representaba en cada plato un elemento de los que podíamos ver desde los enormes ventanales. (Las fotos son del folleto, "desconecté" la cámara para también "disfrutar", sin estar pendientes de "flases", reflejos, y demás, ya sabéis.)






Menú:
-Cañones de Monjuïc:  barquillo frito de pasta brick relleno de queso de cabra descansando sobre mermelada de cebolla y sal volcánica de Hawai.
-Mar:  Ensalada templada cous-cous con berberechos, mejillones, langostinos, tirabeques y frutos secos.
-Tibidabo: Pimientos del piquillo con brandada de bacalao y colina de rúcula aderezada con reducción de Módena.
-Sagrada Familia:  Torres de carrillera de ternera asada montadas sobre puré de patata casero, servidas con verduritas salteadas y un aire de aceite de trufa.
-Teleférico:  Dueto de brownies de chocolate blanco y negro, con helado de rosas y teja.


También aproveché para comer y visitar el Mercat de la Boquería, en el archi-conocido Bar Pinotxo, donde Joan, ataviado con típico chaleco, y con la simpatía que le caracteriza, nos recomendó unos platos a cual mas bueno, -chipirones con judías-, -garbanzos-, -costillas rebozadas-, y ya no podíamos más, tenía que ir en busca del "dulce".


"Dulce" = Cupcake, me decicí por un "Selva negra", en Lolita bakery, que cuando me acordé de hacer la foto ya no quedaban ni las migas,  pero un día de estos los prepararé en casa, estaba delicioso.


 También estuve en Florentine, aunque estaba saturada y no probé nada, ¡que pena! poque los cupcakes tenían una pinta.  Me dejé en "pendientes de visitar", ir a ver y "catar" más tiendas dulces, decoradas tan bonitas, y con unos contenidos que hacen que el azúcar se nos ponga por las nubes.



Y como curiosidad, esta foto que hice al escaparate de Louis Vuitton. Esto de los cupcakes es una fiebre, el bolso no sé si se ve bien, en pequeñito como guinda del pastel.



María.

7 comentarios:

  1. Muy interesante todo lo que nos muestras, me alegro que te fueras contenta de Barcelona y con ganas de volver!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Es verdad que unos pocos días en Barcelona saben a poco, que deliciosa ciudad, veo que lo disfrutaste, ese mercado es genial. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  3. De haberlo sabido..., cuando vuelvas avisa.
    Seguro que todo estaba muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. María que envidia de la sana, es una ciudad que eme encanta, siempre hay que dejar cosas para ver para poder volver¡ Un besazo, Teresa

    ResponderEliminar
  5. Adoro Barcelona!!!
    Qué bueno que lo visitaste con más tiempo y pudiste pasarlo bien!!!

    María, necesito tu dirección de correo electrónico. Quiero enviarte un correo y no lo encuentro, podrías pasármelo a ipuent@gmail.com?

    Gracias + un besín!
    IDania

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias María por dejar mi ciudad tan arriba, ja,ja.... Si vuelves y quieres una guia , ya sabes... un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Que bien sienta escapar unos días de la rutina mi Maria!!..y tu lo hiciste por todo lo alto, con super cenita y mega comidita!!!:)
    me encanta la foto que tienes en el pinotxo, es realmente simpática!!!
    Muchos besitos mi linda niña!!! y la próxima vez a por todos los cupcakes o si o siiiiiii!!!!!:)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails