Cheesecake de limón, light

Un clásico en versión light, y que junto con el flan aromatizado con menta, pasara a ser un clásico en la carta de postres diarios en casa.  Nos cuesta renunciar al postre, y esta opción es una buena manera de acabar una comida familiar sin necesidad de ingerir "tromilcalorías", y  sobre todo sin sentirme culpable por ello.


Ingredientes para la base: (para un molde de 20 cm.)
1 Clara de huevo
2 Cucharadita de Leche en Polvo
1 Cucharadita de Queso Batido Desnatado
1 Cucharada de maizena
1/2 Cucharada de levadura
1/2 Cucharada de fructosa
Opcional: unas gotas de aroma de vainilla


Ingredientes para el Relleno: 
300 gr de queso de untar light
5 claras
1 vaso de leche descremada
2 cucharitas de esencia de vainilla
2 cucharitas de fructosa
La ralladura de un limón

Elaboración de la base:
  1. batir todos los ingredientes con la batidora y verterlos en un molde desmoldable.  Precalentar el horno 180ºC durante unos 20 minutos, ir comprobando hasta que se vea cuajada la masa.
Elaboración del relleno: 
  1. Precalentar el horno a  temperatura alta.
  2.  En un bol,  mezclar todos los ingredientes hasta que esten todos integrados.
  3. Verter encima de la base cuajda.
  4. Cocinar, a una temperatura media, hasta que quede bien cocido, (unos 40 min.).
  5. Cuando esté hecho, apagar el horno, pero dejar que se enfríe dentro con la puerta abierta.
  6. Dejarlo enfriar totalmente antes de meterlo en la nevera.

María.
    Related Posts with Thumbnails