Tarta helada al Whisky

Tenía ganas de ponerme con esta tarta, ya que es uno de los postres que siempre se piden cuando salimos a un restaurante; me viene a la cabeza aquel anuncio de Carmen Maura de hace mil años, no me acuerdo de la marca, era de café, y decía algo así "¿por qué en casa nunca toma una segunda taza de café?, pues algo parecido me pasaba a mi con el postre, y no lo podía consentir, aunque tendré que volver a hacerla si quiero que se repita, porque prácticamente se ha acabado en una sentada.



Ingredientes:
Bizcocho genovés, receta aquí
Un almibar de 50 gr.de azúcar, 50 gr.de agua y un chorrito de Whisky
Helado de chocolate, receta aquí
Helado de vainilla, receta aquí
Para la crema de yemas:  100 gr. de agua, 100 gr. de azúcar, 6 yemas de huevo, 1 cucharada de agua
250 gr. nata montada azucarada



Elaboración:
  1. Preparar el almibar calentando el agua y el azúcar, sin dejar de remover hasta que esté totalmente disuelta, añadir un chorrito de Whisky, reservar y dejar enfriar.
  2. Preparar la crema de yema (yo la hice en la Thermomix): -  Verter el agua y el azúcar en el vaso, y programar 13 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1 sin poner el cubilete, para que evapore bien el almíbar.  Retirar el vaso de la máquina, quitarle la tapa para que pierda calor y reservar.  -  En un bol poner la cucharada de agua y las 6 yemas, romperlas con un batidor de varillas o un tenedor.  Añadir el almíbar reservado sin dejar de mover y, cuando se haya incorporado totalmente, colocar la mariposa en las cuchillas, volcar la preparación en el vaso y programar 11 minutos, 90º, velocidad 1.  reservar y dejar enfriar.
  3. Forrar un molde desmoldable de 20 cm. con papel de horno, poner una plancha de bizcocho y bañarlo con el almíbar, y congelar.
  4. Hacer el helado de chocolate, (con la receta sale bastante cantidad, podemos reservar para otro momento), cubrir con una capa el bizcocho congelado y volver a llevar al congelador hasta que esté totalmente solido.
  5. Hacer el helado de vainilla, volcar una capa encima de la de chocolate y volver a congelar.  (también sale bastante helado para otras ocasiones)
  6. Cuando esté totalmente congelado cubrir con la capa de yema, (yo la volví a llevar al congelador un par de horas antes de desmoldarla).
  7. Desmoldarla, decorarla con la nata montada y llevar de nuevo congelador.
*  Yo la hice con tres días de antelación, cada día ponía una capa y congelaba antes de poner la siguiente.
*  Si nos gusta podemos cubrir todo el lateral con crocanti de almendra, y quemar la yema con un soplete.
*  Al servirla no nos olvidemos de verter un "chorrito de Whisky" por encima.


María.

Related Posts with Thumbnails