Tartaletas de pollo y calabacín

Supongo que como a todos los que nos gusta la cocina, almacenamos libros, recortes de periódicos, revistas, la impresión de la receta que viene con el alimento empaquetado, el papelito con la anotación rápida de la receta que la compañera de asiento en el autobús (que no conozco), y que al verme ojear algún libro de recetas, me dicta la suya preferida que es muy fácil de hacer, y ahora, también, un archivo infinito en el ordenador con las miles de recetas pendientes de todos los blogs;  Pero esta receta es de un coleccionable (no lo había mencionado), en mis principios, en mi adolescencia, cuando empecé a trabajar, mi sueldo había que repartirlo, y como una hormiguita, muy constante, porque la verdad para los coleccionables hay que ser constante, son interminables..., y no lo recuerdo mucho, pero seguro que alguno me ha llevado un par de años, ahora soy más impaciente con este tema, y me gusta tener el libro al momento y hojearlo todo enterito.  Este coleccionable son unas fichas de "Cocina fresca"  (4 archivadores de anillas), y entre todas las fichas la receta que hoy comparto con vosotros la llevo haciendo desde siempre, ha estado en los cumpleaños de mis hijas, y no podía faltar en la celebración de nuestro aniversario.





Ingredientes: (para 4 tartaletas)
Para las tartaletas hacer una masa brisa (receta aquí), o bien se pueden comprar las que se venden ya preparadas.
una pechuga de pollo
3 calabaciones pequeños
2 cebolletas
1 dl.de nata
2 huevos
un poco de colorante alimentario
aceite de oliva para freír, y un poco de agua
sal  y pimienta


Elaboración:
  1. Si preparamos la pasta brisa, engrasar con mantequilla los moldes para tartaletas, forrarlos con la pasta, pinchar con un tenedor la base, precalentar el horno, y hornearlas a 180º durante 10 minutos.
  2. Mientras limpiar y trocear los calabacines y las cebolletas.  Ponerlas en una sartén junto con una cucharada de aceite y otra de agua, tapar el recipiente y dejar cocer durante unos 5 minutos.  
  3. Trocear la pechuga en dados e incorporarla a la sartén con el calabacín y las cebolletas.  En un vaso con una cucharada de agua diluir una pizca de colorante alimentario, verterlo en la anterior preparación, dejar cocer durante 10 minutos sin tapar.  Salpimentar.
  4. En un bol, mezclar la nata con los huevos ligeramente batidos, incorporar los demás ingredientes, y llenar con la mezcla las tartaletas.
  5. Con el horno todavía caliente, hornearlas de nuevo rellenar durante 20 minutos a 180º.
*  Yo lo preparo en tartaletas, practicamente "de un bocado", pero para el relleno de una "quiche" viene perfecto, además de ser muy completo para una cena, acompañandola con una ensalada.




María.
Related Posts with Thumbnails