Comiendo en NYC y resultado sorteo

Todo llega, y todo pasa;  Ya estoy de vuelta intentado adaptarme de nuevo al horario y volver a la rutina diaria, desde la semana de la celebración de nuestro aniversario, el viaje y el jet lag, todavía estoy en la ciudad de los rascacielos, y tarareando la música del "Fantasma de la Opera".


Después de la anterior entrada todos sabéis dónde estaba, New York, New York, (la canción del blog también es significativa), la ciudad que nunca duerme, el paraíso de las hamburguesas, hot dogs, red velvet, y las prisas, ni siquiera se paran a tomar un café, todos van con el "aguachirri" en la mano mientras se desplazan, porque lo que es "café" tampoco se le puede llamar.


Para conocer la ciudad solo hay una manera: "pateándola", nunca mejor dicho, porque comer he comido, pero sería para matarme si cuando me suba a la temida báscula hubiera engordado después de las horas que hemos caminado.

Dónde todo es a lo grande, encontramos una tienda de M&M, con todo tipo de artículos, y con unos expendedores gigantes de M&M de todos los colores, por supuesto que llené una bolsa para ir reponiendo fuerzas mientras caminaba.


Una de las noches cenamos en Marriot, un restaurante en la planta nº 48 del edificio situado en Times Square, mientras cenas va girando la planta del restaurante y vas disfrutando de inmejorables vistas, vale la pena ir, aunque la cena no es para tirar cohetes, y no es de lo más económico.


Prácticamente la ciudad es una película, casi todos los lugares los hemos visto en  la pantalla, como esta hamburguesería a lo "Grease", Jonny Rockets con máquina incluida para seleccionar la música de la época, y los camareros vestidos con estilo.


Por supuesto probamos el bocadillo de pastrami, acompañado con patatas y pepinillos (que por cierto no iba muy convencida, pero cuando lo probé me gusto mucho), Es un local con historia, de los más antiguo donde se prepara comida Kosher, Katz's, sus paredes están cubiertas con fotos de todos los famosos que han pasado por allí, me senté en la mesa dónde se rodó la película "Cuando Harry encontró a Sally" con Meg Ryan ¿recordáis la escena?, tiene colgado un letrero en el techo indicando la mesa.



Y como la mayoría que visitamos la gran manzana, (entre otros) probamos los  perritos que te preparan en la calle, cenamos en el Hard Rock, desayunamos en el Planet Hollywood, y comimos en Bubba Gump, os acordáis del amigo de Forrest que le enseñó a pescar gambas y que después montó un imperio, pues las gambas se vendían aquí, con decorados que te iban recordando a la película.  Como curiosidad en las mesas tenían unas "placas", que si necesitabas que se parara el camarero tenías que girarla, y se leía: "stop forrest stop".

El salvamantel representaba una hoja de periodico con las noticias de "Forrest".


Coincidimos con la parada de San Patricio (fiesta de los Irlandeses), y como no podía ser de otra manera, el desfile, muy patriota, y organizado, con la cantidad de gente que había, podías desplazarte bien por las calles, cruzar sin entorpecer, creo que tenemos que aprenden bastante de eso. En esta foto cada bandera simboliza cada uno de los bomberos que murieron en el atentado de las Torres Gemelas, 343 para ser exactos, era increíble sentir como la gente los ensalzaba a su paso.


Todo estaba vestido de verde, los cupcakes y pastelitos con el trébol invadían las Bakerys, y hasta el Empire State, se iluminó por la noche con su traje verde para celebrarlo.


Y como no, po podía faltar visitar "Magnolia Bakery", me encantó el barrio, me hice la foto de rigor donde vive Carrie, de "Sexo en New York", me comí un cupcake como hacen ellas en la peli, y me compré el libro, todavía no lo he mirado, pero prometo poner recetas. 


Imagén capturada de Internet





 Y como siempre, hasta en ChinaTown encontrabas un Mcdonals.


Aunque estuve apunto de no ir (el tiempo no da para tanto), no podía faltar la visita a la tiendaWilliams-Sonoma, aunque bien pensado no sé si hubiera sido mejor no tener tiempo, -era inevitable comprar-, cargué con algún que otro molde que todavía tengo amontonado, lo enseñaré con alguna preparación.
La cocina era "igualita" a la mia, que maravilla.


Y el último día paseando por el Central Park, disfrutando de un día espléndido, aunque frío, nos sentamos a tomar esta sopa de pollo que nos supo a gloria, nos hizo entrar en calor y saboreamos tranquilamente nuestras últimas horas en la ciudad.


Por si acaso, he hecho caso de lo que se dice: "he cruzado el puente de Brooklyn andando-para volver-", pero antes le toque "sus partes" al "Toro de Wall Street", para hacerme millonaria y facilitarme la vuelta.

Ahora he hecho el sorteo entre los que me dejásteis un comentario en la entrada que edité desde Manhattan.


And the winner is:  Laura y  Paloma, su comentario fue el nº 27. Como no tenía ninguna mano inocente en casa, he sacado el Bingo milenario de toda la vida. 



El detalle que enviaré a Laura y Paloma (por cierto, visitar su blog, son dos hermanas muy jovenes que disfrutan cocinando) es:

- La revista Living de Martha Stewart
- Unos Tips de colores que compré en "Magnolia Bakery"
- Y un imán para la nevera, típico souvenier

Lo mismo compré para mi, y no podía cargar con más, en aduanas son bastante estrictos, y encima con el tema de la guerra con Libia, los registros aumentaron y no dejaban "titere con cabeza", mi maleta la abrieron y registraron al detalle.



En definitiva:


También se han ido de viaje y están de sorteo "más que hermanas", ellas se han marchado a Colombia y han traido para sus seguidores productos de la tierra.

 

María.

Related Posts with Thumbnails