Pasta fresca

Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de Febrero nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía Italiana, Pasta fresca.

Ya tenía ganas de desempolvar mi máquina, hace años, si, habéis leído bien, hace años que me la regalo mi hermana, pero me parecía que tenía que ser muy complicado, más que nada porque me imaginaba la cocina llena de harina y al no ser demasiado costasa la que nos ofrecían los supermercados, me parecia que no valdría la pena.  Asistí a unas jornadas en la Escola d'Hoteleria, donde elaboraban la pasta con una facilidad..., después, Whole Kitchen nos lo propuso, y no podía retrasarlo más,  así que me decidí por hacer unos espaguetis muy laaaargos como gustan en casa (tengo que reconocer que en algún momento me faltaban manos para pasar la máquina, estirar los espaguetis...), pero el resultado riquísimo, y como dicen en casa cada vez que pruebo algo nuevo "se acabo apuntarlo en la lista de la compra".

Las pastas, revueltas con una sabrosa salsa bien condimentada o con carne, constituyen una comida completa, y para disfrutar del auténtico sabor de la pasta lo mejor es seguir el ejemplo de los italianos y hacerla en casa.  La pasta fresca es más ligera, más sabrosa y contiene más proteínas (por hacerse con más huevo) que la que se compra hecha.



Los primeros Spaguetis se elaboraron en China, procedencia de donde datan los primeros fideos de 50 cm de largo hechos con trigos según estudios del New York Times.

Podemos elaborar pasta con multitud de sabores, añadiendo a la masa de huevos y harina diversos ingredientes: hierbas, pimienta negra, limón, espinacas, azafrán, etc.

Ingredientes para 500 gr.de pasta:
300 gr.de harina
3 huevos
1 cucharada de aceite





Elaboración:
  1. Hacer un volcán sobre una superficie templada, si es posible que no sea mármol, ni granito.  En el centro poner los huevos, romperlos e ir añadiendo la harina de los laterales hasta conseguir una masa homogénea, si está pegajosa se puede añadir un poco más de harina, si está seca la cucharada de aceite.
  2. Mezclar los ingredientes, no amasar demasiado, coge nervio (se retrae al estirarla / queda dura), hasta conseguir una textura homogénea y dejar reposar en el frigorífico envuenta en film 10 minutos.
  3. Pasar el rodillo por encima hacia afuera, apretando para que la masa se estire en forma rectangular, y pasar por la máquina, empezando por un grosor más grande e ir reduciendo hasta que quede muy fina.  ( para que la pasta no se nos pegue en la máquina, ir espolvoreando harina, sin pasarnos, porque en todo caso se nos cuartería la pasta.


*  Podemos ponerle un poco de sal en la elaboración de la pasta, teniendo en cuenta que al reposar se oscurecerá un poco.

*  Las pastas frescas deben cocerse, como las secas, con mucha agua, aunque mucho menos tiempo, los espaguetis con 2 ó 3 minutos es suficiente.

*  Podemos conservarla: 24 h.en la nevera
                                         congelarla estirada o en nidos
                                         secarla, estirándola y dejándola a temperatura ambiente

Con estos espaguetis, y con salmón marinado, podéis pinchar aquí, para ver el rico plato que podéis preparar, y que nosotros nos comimos.

María.
Related Posts with Thumbnails