Licor de madroños

No suelo comer nada silvestre si no estoy segura de que sea comestible, pero toda la vida he recogido madroños, me gusta mucho el arbusto, y disfruto cogiéndolos, aunque hay que comerlos con moderación porque emborrachan.
Es un árbol perenne, originario del Mediterráneo, presenta unas flores blancas a final de otoño, momento en el que madura la fruta esférica del año anterior, y se utiliza para elaborar dulces, elementos de confitería, licores y sorbetes.  Es ligeramente espinosa, semejante a un litchi.


Ahora es el momento de recolectarlos y preparar el licor, ya que tiene que macerar un mínimo de seis meses.
Este es el que me queda del año pasado, y he preparado un poco más para no se acabe.


Ingredientes:
500 grs.de madroños
1/2 de orujo
250 grs. de azúcar
125 ml.de agua

Elaboración:
  1. Lavar, escurrir y secar bien los madroños.
  2. Disolver el azúcar en el agua a fuego lento.  Dejar enfriar.
  3. Mezclar el orujo con el almíbar anterior y verter sobre los madroños.
  4. Tapar y guardar como mínimo seis meses en un sitio oscuro.
  5. Pasado este tiempo filtrar el licor por un filtro de cafetera.


Ya he comentado en otras ocasiones cuanto me gusta sembrar y cuidar mis hierbas aromáticas, o cualquier planta que pueda crecer en una maceta.  Hace unos años en un huerto de plantas autóctonas de Mallorca, encontré una maceta con un Arbustus unedo (madroñero), y para casa que me lo lleve.  En esta foto se puede apreciar uno de los ramilletes que tiene mi árbol, está lleno, espero que no se los lleve el viento, y el año que viene los recolecte directamente de mi terraza. 


Con esta receta quiero participar en el concurso que organiza La flor de calabacin: I concurso de comidas silvestres.

María.

Related Posts with Thumbnails