Biscottis

Tenía muchas ganas de preparar esta receta y me ha venido de perlas la propuesta para este mes de Whole kitchen que nos invita a preparar un clásico de la repostería italiana los Biscottis.


Suelo comprar muchas veces, y a partir de ahora los preparé yo, nos han gustado mucho, y seguiré probando con variaciones. 

Sobre los biscotti, os contamos que es uno de los dulces más apreciados de la Toscana Italiana. Habitualmente se acompaña por un vino dulce, el Vin Santo típico de la región, así el biscotti se moja en este vino antes de llevarlo a la boca.
La palabra biscotti, tiene su origen en el latín biscoctus, que significa "cocinado dos veces", describiendo alimentos que se horneaban doblemente, así, se conseguía que se quedarán muy secos y se pudieran almacenar durante largos periodos de tiempo.

Existen muchas variedades de estos biscottis a lo largo de todo el continente europeo, sin salir de España nos encontramos con los carquinyolis de Cataluña o los rosignoles valencianos.
 
INGREDIENTES:
Biscotti de almendras (receta base)
260 gr. de harina
150 gr. de azúcar blanco
3 huevos
145 gr. de almendras, tostadas y picadas gruesas.
5 gr. de levadrura en polvo
1 pizca de sal
1 cdta. de extracto de vainilla
1/2 cdta. de extracto de almendra (opcional)


PREPARACIÓN:
PREPARACIÓN BISCOTTI DE ALMENDRAS
  1. Encender el horno y  precalentarlo a 180º.
  2. En una bandeja de hornear extender las almendras,  introducir en el horno, y dejarlas horenar durante unos 8-10 minutos, hasta que se doren ligeramente. Retirarlas del horno, y dejarlas enfriar. Cortarlas en trozos gruesos y reservar.
  3. En un bol batir ligeramente los huevos junto con los extractos y reservamos.
  4. En el cuenco de nuestra batidora eléctrica (o manualmente), combinar el azúcar, la harina, la levadura y la sal, sólo unos segundos, seguidamente añadir la mezcla de huevos poco a poco, y batir hasta conseguir una masa más firme. Agregar las almendras, y mezclarlas hasta integrarlas uniformemente.
  5. Pasar la masa a una superficie harinada (es una masa muy pegajosa) y darle forma rectangular a modo de rollo, luego podemos optar por dejarla de una sola pieza, nos quedarán unos biscottis más grandes o divirla en dos.
  6. Una vez divida, pasarlas a la bandeja donde la vayamos a hornear y la introducimos en el horno durante unos 30 minutos, o hasta que veamos que está firme al tacto y ligeramente dorado.
  7. Sacar la masa del horno, dejarla enfriar ligeramente durante unos 10 minutos. Cortar en rodajas de unos 2 cm, volver a poner sobre la bandeja de hornear de forma organizada, intrudicir nuevamente en el horno durante 10 minutos, pasado este tiempo, sacarlo, darles la vuelta a las piezas y volver a introducir otros 10 minutos más.
  8. Retirar del horno y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.
Se convervan estupendamente sobre un recipiente hermético.


María.
Related Posts with Thumbnails