Helada casero de vainilla

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Septiembre nos invita a preparar un helado casero.

Este verano no he preparado helado de vainilla, y me encantado la propuesta, ya no lo tenía en mente.


También me han recordado que yo he hecho helado en esas heladeras de madera (aunque no soy tan mayor), tengo una antigua que era de mi suegra, en la que hemos hecho un buen helado de almendra, (la foto la he sacado de internet, la mía la tengo que desempolvar, pero es igualita) es una especie de cubo de madera, dentro se introduce un cilindro más pequeño lleno con la mezcla del helado, y entre el espacio de ambos recipientes se llena de hielo machacado con sal.  El cilindro y el cubo están unidos por una especie de ruedas dentadas que al girar la manivela, hacían que la mezcla se batiera y congelara.  Eso si que era artesanal, y después a comernos el helado, en el que todos habíamos participado girando la manivela.  

                              
Ingredientes:
1 vaina de vainilla
720 ml.de nata líquida
240 ml. de leche
175 gr. de azúcar
4 yemas de huevo
1 ctda.de extracto de vainilla
una pizca de sal

Elaboración:

  1. Con la punta de un cuchillo, cortamos longitudinalmente la vaina por la mitad, y raspamos las semillas negras.  Reservamos.

  2. En un cazo añadimos la nata, la leche, las semillas y las vainas que hemos cortado, la cocemos a fuego medio hasta que empiece a hervir, momento en el cual la retiramos.  Lo tapamos y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente durante unos 30 minutos.

  3. Pasado el tiempo, añadir el azúcar y la sal.  Poner nuevamente a fuego medio y remover de vez en cuando hasta que veamos que el azúcar este disuelto, aproximodamente unos 5 minutos. Dejar entibiar y retirar las vainas.
  4. Batimos las yemas de huevo en un bol mediano y sobre estos se va añadiendo gradualmente la mezcla.  Batir hasta integrar.  Poner nuevamente la mezcla en el cazo y dejar cocer a fuego medio-bajo hasta que la mezcle espese y adquiera una consistencia parecida al de la natilla (pero sin que llegue a hervir, sino el huevo se cortará)
  5. Dejar enfriar a temperatura ambiente y refrigerar hasta que la crema esté muy fría un mínimo de 4 horas y un máximo de 2 días.  Sacar y añadir el extracto de vainilla, volver a remover hasta integrarlo.
  6. Verter la mezcla en el recipiente de la heladera y seguir las instrucciones del fabricante, congelar hasta que podamos hacer bolas.
* Si no se tiene heladera, poner la mezcla en un recipiente apto para el congelador (lo ideal  es uno de acero inoxidable, ya que el metal acelera el proceso de congelación), dejar una hora aproximadamente.  Pasado este tiempo, lo sacamos del congelador, y con unas varillas p un batidor eléctrico, batir energicamente para romper los hielos que se hayan formado, introducir nuevamente en el congelador y volver a repetir esta operación cada 40 min. 3 ó 4 veces más, hasta que tenga una textura cremosa.

María.
Related Posts with Thumbnails