Mejillones al vapor

Después de mi viaje a Estambul, y mientras busco información de como preparar los mejillones rellenos de arroz, que no dejé comer a mi marido, por las razones que comenté en "comiendo en Estambul". Hoy los he visto en el mercado y a pesar de la pereza que da limpiarlos, y que a mi no me gustan, he decidido traerme 2kg.
La receta no tiene ningún truco, pero como he dicho en otras ocasiones, casi todo lo he aprendido con libros, revistas, y recetas que he podido recopilar. Esta la cogí de uno de mis primeros libros de cocina que me compré yo "Cocinar es fácil".
Los mejillones aportan ya la sal suficiente para cocinarlos. Además de ser muy sabrosos, tienen un alto valor nutritivo, sobre todo proteínico. Su contenido en grasas es bajo y, por tanto, ¡no engordan!
Ingredientes:
2 Kg.de mejillones
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta negra
1 hoja de laurel
1 limón
Elaboración:
  1. Limpiar bien los mejillones, arrancándoles las barbas y las adherencias. Lavarlos y dejarlos escurrir.
  2. Preparar una cazuela más bien honda, a ser posible de barro. Introducir los mejillones, unos cuantos granos de pimienta, la hoja de laurel, y los dientes de ajos pelados y machacados. Verter el aceite y tapar.
  3. Acercarla al fuego y dejarla unos 8 minutos, hasta que compruebes que los moluscos se han abierto. Si alguno permanece cerrado, retirar y no lo aprovechar, seguramente no estará en buenas condiciones.
  4. Para servirlos, quitarles una de las valvas y dejar el mejillón unido a la otra. Colocarlos en una fuente honda y servirlos fríos o calientes, rociados con zumo de limón.

Lo meses que tienen "r", como septiembre, son los mejores para consumirlos, son más grandes y sabrosos.

María.

Related Posts with Thumbnails