Ensalada César con Picatostes perfectos

Después del cocido Madrileño, una ensalada, aunque solo sea para lavar aparentemente la conciencia.
Para la ensalada: (4 personas)
1 bolsa de lechugas variadas de 250g.
2 pechugas de pollo abiertas
queso parmesano rallado o en virutas
picatostes (mirar el final de la entrada)

Para el aliño:
3 yemas de huevos cocidos
3 filetes de anchoas
60 ml. de limón
3 cucharadas de queso parmesano rallado
1 diente de ajo pelado y aplastado
2 cucharaditas de mostaza
180 ml. de aceite de oliva extra virgen

Elaboración:
  1. Para el aliño: colocar en un vaso mezclador las yemas de los huevos cocidos (las claras pueden picarse y añadirse a esta u otra ensalada), el zumo de limón, las anchoas, el ajo, 3 cucharadas de queso parmesano y la mostaza. Batir hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Con el motor en marcha pero a baja velocidad, incorporar el aceite que anteriormente tendremos pesado, y seguir batiendo hasta que se haya integrado y el aliño resulte suave. Se puede preparar, y se mantiene en la nevera 1 día.
  3. Torrar las pechugas.
  4. Para servir: -disponer la lechuga o bien en una ensaladera grande, o individualmente en cada plato, -espolvorear con parmesano rallado sobre la lechuga y mezclar,-añadir un poco de aliño y remover hasta comprobar que todas las hojas quedan ligeramente cubiertas.- Agregar las pechugas troceadas y los picatostes, regar con el resto del aliño y servir inmediatamente.

PICATOSTES PERFECTOS

Los picatostes ponen la nota crujiente y sabrosa a cualquier ensalada, sopa o crema. Para que nos queden perfectos, yo los preparo así:

  1. Mejor si es una barra del día anterior, cortarla en trozos manejables desechando las puntas y la corteza. Cortar los trozos en dados de 1 cm.
  2. Disponer de un bol suficientemente grande para que los dados ocupen la mitad de su volumen.
  3. Verter aceite en la palma de la mano, frotar las manos, y extender el aceite por el interior del bol. Repetir la operación hasta que esté engrasado.
  4. Incorporar los dados de pan, todos de una vez, y remover hasta que hayan absorbido el aceite. Los dados deben quedar cubiertos con una ligera y homogénea capa de aceite. Si no es asó, untar las manos una o dos veces más y continuar removiendo el pan.
  5. También podemos expolvorear con queso parmesano rallado muy fino sobre los dados y remover nuevamente.
  6. Extender el pan sazonado sobre una placa de horno de manera que quede holgado;
  7. Hornear a 180º C durante 5 minutos.
  8. Retirar la placa del horno, mover los cubos con cuidado para que giren, hornear 5 minutos más, y moverlos de nuevo. Continuar horneando hasta que queden dorados de forma homogénea.
  9. Retirar y dejar enfriar.
  10. Se mantienen en buenas condiciones en un recipiente con cierre hermético a temperatura ambiente durante unos días.

Bon Profit!

Related Posts with Thumbnails