Trufas al té verde

Es mi primera participación en un reto, lo descubrí hace poco. Por eso me hace especial ilusión este reto, es el primero en el que participo HEM#42, organizado por La Mambalina, nunca había cocinado con té, pero me puse a buscar entre mis libros, revistas..., y encontré estas trufas, que espero sean de vuestro agrado.


El té verde es la segunda sustancia más bebida del mundo después del agua, y para la salud, es un auténtico torrente de antioxidantes, que ayudan a retrasar el envejecimiento y fortalecer el equilibrio energético y las defensas del organismo. Favorece la eliminación del colesterol malo, y en cambio puede aumentar el colesterol bueno, también ayuda a combatir los triglicéridos y las enfermedades cardiovasculares. Alivia las migrañas, ayuda a prevenir la hipertensión, es suavemente diurético y astringente. Es útil en caso de diabetes (regula el nivel de insulina), alivia casos de asma, previene la caries y ayuda a combatir la halitosis. En fin, que tomando té verde casi tenemos asegurado ser inmortales. De todas maneras, es mejor tomarlo antes del mediodía, por tener un equivalente a la cafeína, y ser un poco excitante, aunque en mucha menor cantidad que la del té negro.

Ingredientes:

250 g. chocolate
5 cucharadas de nata liquida
8 cucharadas rasas de té verde makoto (unos 50 g.)




Elaboración:
  1. Rallar el chocolate y reservarlo.
  2. Calentar la nata en un cazo, y al primer hervor bajar el fuego al mínimo.
  3. Añadirle 5 cucharadas de té. (Yo lo molí, para convertirlo en polvo.) Ir batiendo para evitar que se formen grumos.
  4. Retirar del fuego y seguir batiendo hasta que quede bien mezclado, tapar y dejar en el fuego lento 2 min.
  5. Luego añadirle el chocolate mientras seguimos removiendo hasta quede totalmente deshecho.
  6. Verter la mezcla en un recipiente bajo y ancho, y dejar enfriar a temperatura ambiente. Cuando esté frío, meterlo en la nevera y dejarlo toda la noche.
  7. Sacar la mezcla una hora antes de la nevera, para poder formar las bolitas de trufas más facilmente. Hacerlas rodar sobre el resto del té, hasta que queden bien recubiertas.

La receta original de las trufas que he preparado, es con té matcha, un té verde japones, que si cabe, según he leído, tiene aún más beneficios para la salud, que cualquier otro té verde, y que por su sabor se ha convertido en un ingrediente más para cocinar, sobre todo en repostería. Pero yo no lo he utilizado, porque cuando fui a comprarlo, me pidieron por 40 g. de té verde matcha, 15 Euros, y teniendo en cuenta que en casa no nos gusta demasiado el té (a pesar de todas sus virtudes), en la misma tienda especializada en tés, me recomendaron utilizar un té verde también de Japón, con un sabor intenso, pero un poco más económico, 100 g. me costó 4,50 Euros.

*En la anterior entrada, como empezaba la primavera puse la foto de una margarita de mi jardin, ahora os pongo una margarita, pero de las que yo hago con conchas que cogemos de la playa. Además de la cocina, me apasionan todo tipo de manualidades, y una ellas es hacer flores con conchas, es una manera de entrenar la paciencia.
Related Posts with Thumbnails