Tortilla de espinacas




"Dos braços,
set cames
nas gros,
peu petit
sa jaia Corema
ja torna esse aquí"














Yo no conocía a este personaje, hasta que mis hijas fueron al colegio, ya que mis padres son extremeños, y las tradiciones no son las mismas que en Mallorca. Venían cantando las canciones tradicionales que les hacía mucha gracia, y colgaban en la entrada del colegio una "jaia" de cartón pintada por ellos. Intentaré contar un poco de donde viene "Sa jaia Corema". La de la foto, es una marioneta que me ha prestado mi hermana para que cada semana le pueda quitar un pie.

Hoy es Miércoles de Ceniza, y empieza la Cuaresma, un período de cuarenta días antes de Pascua, que segun el calendario litúrgico cristiano tiene que servir para preparar la Semana Santa.
Cuarenta días que son los que duro el diluvio, los días que pasaron Moisés i Elias en la montaña, o los días que Jesús ayunó en el desierto. Por eso el simbolismo de la Cuaresma, que tradicionalmente se asocia con el ayuno y la abstinencia.

Antiguamente era una practica mucho más extendida i extrema que en la actualidad. Durante la Edad Media era habitual la prohibición del consumo de carne i huevos. También estaba prohibidas algunas actividades, como el baile, la música, los juegos y las cartas, y hasta se reducía el tiempo de cortejo entre los jóvenes. (Todo lo contrario de ahora) El ayuno durante la Cuaresma se consideraba una manera mediante la cual los cristianos se identificaban con el sufrimiento de Cristo durante la pasión. Se tenía que comer poco. Los alimentos más habituales de este período eran las sopas con aceite, verdura, legumbres i agua, porque beber cualquier otra cosa se consideraba pecado. Los domingos se permitía comer pescado, normalmente bacalao. Todo esto a no ser que se comprará "la bula" que era un permiso especial que otorgaba la Iglesia, por el cual uno podía saltarse la dieta vegetal, o de pan y agua, impuesta por el clero. El que pagaba podía, y el que no, cometía pecado mortal. De aquellos tiempos oscuros y no tan lejanos de la humanidad viene la Jaia Corema.

Hoy en día, bueno yo siempre lo he conocido así, la Iglesia Católica solo establece como día de abstinencia los viernes durante el período de Cuaresma, aunque hay muchos cristianos que no siguen ésta costumbre. En casa dicen que no tiene que ver una cosa con la otra, y es verdad, pero como por ahora soy yo la que cocino, pues lo sigo, (aunque tengo que reconocer que alguna vez se me ha olvidado).

La "JAIA COREMA" o "VIEJA CUARESMA", personifica siete semanas de abstinencia y privaciones. Es un simple calendario de muy antigua tradición, creo que también se sigue en algunas regiones españolas e incluso europeas. Tiene siete pies y cada pie representa una semana de las siete que nos quedan desde el Miércoles de Ceniza al Domingo de Pascua. Lleva un bacalao en una mano, una parrilla, y un rosario. La mallorquina lleva un rebosillo en la cabeza (pañuelo mallorquín), delantal, falda abombada, y su trenza. Cada semana que pasa se le arranca un pie y así hasta Pascua.
Así que, a partir de hoy iré poniendo las recetas que hago para no "pecar", hasta llegar a las empanadas en Semana Santa.
Hoy he preparado una tortilla de espinacas, que estaba muy buena, acompañada de una ensalada variada.
Ingredientes: (para 4 personas)
1 Kg.de espinacas
4 huevos
60 g de perejil
100 g de parmesano
100 g de mantequilla
3 dientes de ajo
una cebolla pequeña
aceite de oliva
una cucharada de harina
una cucharada de pan rallado
sal y pimienta

  1. Limpiar y lavar las espinacas, hervirlas, estrujarlas y picarlas. Prepara el sofrito con la mantequilla, el ajo, el perejil y las cebollas picadas. Añadir las espinacas, condimentar con sal y pimienta, y dejar cocer unos minutos más.
  2. En una fuente, batir los huevos, mezclar con las espinacas y, después, añadir el parmesano rallado, un poco de harina y el pan rallado.
  3. Calentar el aceite en una sartén para tortilla, verter el compuesto, extenderlo bien y dejar cocer a fuego suave hasta que empiece a dorarse la parte inferior.
  4. Desprender con cuidado los bordes con una espátula de madera, darle la vuelta con la ayuda de una tapadera. Dorar un poco por el otro lado y deslizar la tortilla en una fuente.
  5. El fuego tiene que ser muy suave, para que vaya cociéndose poco a poco y no resulte quemada por fuera y cruda por dentro.

Bon Profit!!

Tengo algunas canciones típicas de la "Jaia Corema", que las iré poniendo cada semana, la que más cantaban mis hijas era ésta:

Jaia Corema, peu petit!

caga en terra i pixa a n'es llit!

Ara venen set setmanes

totes de menjar llegums

i llavonses ve es costum

de menjar-mos ses panades!

Related Posts with Thumbnails