Muffins de arándanos



Que olor hacía la cocina, y cada vez que se abre la caja donde se guardan, mmmm....

Es mejor comer los muffins unas horas después de horneados (aunque nosotros no pudimos esperar). Los muffins del día anterior, no obstante, son exquisitos partidos por la mitad y tostados. Resultan muy sanos si se tuestan al grill o en un tostador, pero son tentadoramente pecaminosos si se untan con mantequilla y se doran a la plancha con la capa de mantequilla hacia abajo.

Utilice un molde con 12 compartimentos de 7 x 3 cm.cada uno.





Ingredientes:
450gr.de harina
200gr.de arándanos congelados
375ml.de leche
3 huevos grandes
150gr.de azúcar
180gr.de mantequilla cortada en 8 trozos
piel rallada de 1 naranja
1 cucharada de levadura en polvo
1 pizca de nuez moscada recién rallada
aceite de oliva en aerosol





1.- Disponer la rejilla en el centro de horno y precalentarlo 200ºC. Rocíe con aceite los doce compartimentos del molde muffins.
2.- En un cazo de tamaño suficiente mezclar la mantequilla con al leche a fuego muy suave. Cuando esté medio derretida, verter la mezcla en un bol pequeño y remover hasta que la mantequilla se ha haya fundido por completo. Incorporar ahora los huevos y la ralladura de naranja, removiendo siempre. Reservar.

3.- Unir la harina, el azúcar, la levadura en polvo, un poco de sal, y la nuez moscada. Agregar los arándanos y remuever para que se cubran con la harina. Verter la leche sobre los ingredientes secos y remover cuidadosamente, desde el fondo hacia arriba. La masa debe tener aspecto grumoso. Para mezclar los ingredientes secos y húmedos, utilizar una espátula ancha de goma para poder empujar la masa desde el fondo del bol y llevarla hacia la superficie. Mezclar los ingredientes secos hasta que se hayan humedecido, puesto que si se trabaja en exceso, los muffins quedarían secos o correosos.

4.- Repartir la masa entre los compartimentos del molde de muffins. Debe haber suficiente masa para que queden llenos hasta el borde. Espolvoree con azúcar y hornear hasta que estén dorados y el palillo insertado en el centro del muffins salga limpio (aproximadamente 20 minutos).

5.- Dejar enfriar los muffins en el molde sobre la rejilla durante unos 10 minutos. Desmóldarlos y aunque nos cueste, esperar a que estén frios para servirlos.



Nota: Cuando los arándanos son frescos o se han descongelado manchan la masa con el jugo que desprenden y adquieren un aspecto poco atrativo. Si están congelados permanecen intactos y conservan el zumo. Mejor utilizar pequeños arándonos congelados, o comprar arándanos frescos durante la temporada y congelarlos en casa, extendiéndolos formando una capa sobre papel absorbente dispuestos sobre una bandeja y colócarlos en el congelador, cuando este sólidos, trasladarlos a una bolsa de congelado, para nuestros postres hasta la próxima temporada.

Con esta receta participo en el concurso que organizan http://www.pepekitchen.com/ y http://www.caprichosdecocina.com/.
Related Posts with Thumbnails