Yogurt casero

En el supermercado podemos encontrar una extensa variedad de yogures, que no deja de aumentar cada día, con diferentes sabores, ingredientes añadidos...
El yogurt es un postre que no hay que preparar, adecuado también  como tentempié o para el desayuno y siempre bien aceptado por los niños.  El yogurt natural se adapta bien recetas tanto saladas como dulces, su textura cremosa puede dar sabor y cuerpo a cualquier salsa, aportando también consistencia a un guiso de verdura o un estofado, y sirve para sustituir a la nata agria en cualquier receta.  Es ideal en macedonias de frutas, sorbetes y helados, como aliño en las ensaladas, le va bien a las especias, como el curry o la pimienta, el azafrán y la cúrcuma.  Con miel o azúcar para tomar dulce, para utilizarlo en un postre, ideal para aromatizarlo la canela en rama, la vainilla o el clavo.  Con las plantas aromáticas, como el cebollino, perejil, y la menta con la que se prepara la famosa salsa Tzatziki, tiene gran afinidad.


El yogurt no es más que uno de los muchos tipos de leches cuajadas producidas por varios tipos de bacilos.  Algunas bacterias son dañinas, pero hay otras que son beneficiosas, las cuales hacen que se cuaje la leche, y se convierta en yogurt.
Los ingredientes principales son la leche y un cultivo de bacilos o fermento.  El fermento es difícil de conseguir y se pueden obtener los mismos resultados con cualquier yogurt comercial natural.

Ingredientes para hacer yogurt casero:

1 l. de leche
1 yogurt natural
Si lo queremos con menos acidez, añadir 100gr. cucharadas de azúcar

Precalentar el horno a 50ºC. Calentar un litro de leche en un cazo a 40-45ºC, añadirle el yogurt, mezclar bien, removiendo con cuidado, verter en botes para yogurt, taparlos con film, se introducen en un recipiente con agua a 50ºC, se cubre con un paño y se envuelve todo en un paño de lana.  Se deja en el horno apagado, (anteriormente precalentado) 8 o 9 horas para finalizar la fermentación.  Una vez cuajado el yogurt dejar reposar unas horas en la nevera antes de consumir.

Seguro que por muy natural y bueno que sea, si tenemos que tener en cuenta tantas temperaturas, preparar recipientes y paños, como he explicado en el párrafo anterior, vamos a pasar de hacer nuestro yogurt casero,  no merece la pena, para los que no la tengan, recomiendo hacer una mínima inversión en una yogurtera que mantiene el yogurt a la temperatura correcta, y solo siguiendo las instrucciones del fabricante tendremos nuestros mejores yogures.

Una vez listos, guardarlo en la nevera y consumir antes de una semana.


Mi yogurtera creo que debe tener cerca de 20 años, y me faltan un par de los botecitos originales, pero no es que se me hayan roto, sino que mis hijas cuando eran pequeñas y recogían la mesa los tiraban -porque creía que eran comprados-, me di cuenta cuando pregunté -¿que pasa con los botes de los yogures?, -no veo cristales de roto, pero no los encuentro.  Aunque ahora cuando el postre es un yogurt siempre preguntan ¿són de los tuyos?

María.

30 comentarios:

  1. María,pero que riquisimos que te han quedado esos yogures, y la presentación preciosa,un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  2. Yo también tengo una yogurtera que tiene un montón de años, era de mimadre, pero yo la "adopté".
    Tienes todas la razón, no se pueden comparar los yogures caseros con los comprados, nada que ver..
    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  3. pues si... sin yogurtera da demasiada faena hacerlos... así que hasta entonces seguiremos comprandolos aunque no tengan punto de comparación...
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Al principio los hacía en un termo de los niños que no usaba pero luego me compré la yogurtera y creo que es de los electrodomésticos más amortizados de mi casa.
    Me encantan los yogures caseros aunque en el horno no llegué nunca a hacerlos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Siempre he querido probar la versión casera.
    Se ve que es todo un acierto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Que ricossss yo quierooo unooo, un besico.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa, que rico el yogur casero, a pesar de todo yo no tengo yogurtera, y mira que tengo muchos cacharritos, pero no yogurtera, no se no me dió por ahí, y con el horno, pues será cuestión de probarlo, pero me encanta el yogur casero. Bss.

    PD: Dime si te apunto al taller.

    ResponderEliminar
  8. María yo tengo la misma yogurtera la mía tiene como 16 años ya y también me faltan algunos vasitos, je,je.
    Que delicia estos yogures caseritos.
    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Que rico!! Y las fotos preciosas.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  10. Que fotos más chulas, los vasitos monisimos y el yogur riquisimo...que cremoso...
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Los más buenos del mundo!
    bss

    ResponderEliminar
  12. y yo que pensaba que sin yogurtera no podia hacerlos. Tienen que estar buenísimos. Bicos

    ResponderEliminar
  13. Los yogures caseros son una gran delicia, y la yogurtera una gran inversión!

    ResponderEliminar
  14. Que diferencia de los caseros,(ya lo dice Joan, que los ha probado) y además podemos añadirlos sabores. Jantonio, he oido lo de hacerlos en un termo, pero tampoco lo probé. Con la yogurtera no es nada complicado, y la inversión como digo es mínima María.

    ResponderEliminar
  15. Las fotos son divinas...
    Nunca he probado un yogur casero, sería bueno hacerme con una yogurtera?
    Tengo ahí la THX, acabo de comprar la fashioncook y he encargado una panificadora.
    Tendré que poner una terraza pegada a la pared para poder meterlo todo!!

    ResponderEliminar
  16. María pues tienes suerte porque a mi madre sólo le quedó "viva" la yogurtera, los vasos acabamos con ellos, je,je, yo me la compre hace un par de años y me gusta mucho hacer los yogures en ella. Los botes de la tuya son muy chulos, tienen una forma guapísima....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Me encanta!!! Te importaría enviarme un tarrito??? He visto que tienes muchos!!!! ;)

    Un besazo guapísima!

    ResponderEliminar
  18. recuerdo que de pequeña mi madre los hacia mucho,tenia una yogurtera,que seguro que entre tanta mudanza,ha desaparecido

    ResponderEliminar
  19. Tienen que estar buenísimos. En casa somos de poco yogur, claro que eso va a temporadas y los que suelo comprar son los griegos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Y yo que pensaba que solo la yogurtera serviría para esto. Está visto que eres una chica de recursos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Eiii...
    Pero que bueno.... yo nunca he hecho yogurt casero... seguro que me animo...


    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  22. me encanta el yogur hecho en casa, mi madre también tenía una yogurtera, yo no he hecho nunca!
    besos

    ResponderEliminar
  23. Tengo que animarme a comprarme otra yogurtera que la que tenía se me escachuflo jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  24. Es una receta que aun no la he preparado. Con estas instrucciones se que no fallare.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  25. Chicas, qué bueno! yo no me he animado aún con los yoghures caseros... tendré que pedirle la máquina a los reyes a ver si apiadan de mi, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Muy curiosa la forma de hacerlos, no la conocíamos porque... ¡tenemos una yogurtera igualita a la tuya con los mismos vasitos! Qué casualidad, eh

    Sí que la utilizamos unas cuantas veces al año y también nos comemos el yogurt de muchas formas diferentes, algunas de ellas las mencionas, últimamente los comemos mucho con mermelada de moras :-)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  27. super sano hacer yogurt casero, además delicioso :)
    besitos
    Gaby

    ResponderEliminar
  28. Nunca falta en mi nevera, y espero que los que no los preparáis, os animéis y no falten tambpoco en la vuestra. Bss.

    ResponderEliminar
  29. Y en la thermomix sabéis la adaptación. Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails