Gazpacho de hierbabuena

Estamos pasando por la (he perdido la cuenta) ola de calor, aunque en realidad yo no noto tregua entre una y otra, para mi que desde que empezó Julio estamos en una continua ola de calor, pero si los expertos lo dicen, será así.
Por lo menos nos intentaremos refrescar por dentro con este gazpacho de hierbabuena altamente recomendable para estas temperaturas.




Ingredientes:   (para 6 raciones)
100 grs. de pan blanco (solo miga)
2 dientes de ajo
2 ramitas de hierba buena fresca (solo las hojas)
50 grs. de aceite de oliva virgen extra
25 grs. de vinagre
700 grs. de agua
2 cucharaditas rasas de sal

Elaboración:

  1. Tan sencillo como verter todos los ingredientes en un bol si lo vamos a triturar con una turmix, o en el vaso si lo hacemos con la Thermomix y programar 4 min. vel. 5-10 o hasta que consigamos la textura deseada.
  2. Reservar en el frigorífico hasta la hora de servir.  Adornar con hojas de hierbabuena.


María.

Galletas para perros

Hace unos días que nuestra Kira cumplio un año, y aunque parezca mentira no me gustan los perros, bueno los animales en general, pero como iba a decir que no, cuando mi hija Marta apareció con está cosita, una beagle de apenas 40 días con poco más de 1 kg. de peso;  En mi memoria todavía está el recuerdo de Blanca, a la pobre incluso a veces le cambio el nombre y claro está, ella ni caso.





Aquí mi amiga es un pelín cabezota, pero lo que no sabe es que yo lo soy mas, así que en esas estamos, en un tira y afloja.




Estaba claro que sería la niña mimada de la casa, pero con unas normas, quería salir a pasear y no que ella me pasee a mi, que si yo digo NO, es NO, en fin, una serie de pautas.
Contacté con Teresa, Adiestradora canina profesional, que para que vamos a engañarnos también nos adiestra un poco a los "papás de las criaturas", o por lo menos a mi, ya mi peque acababa haciendo lo mismo que yo, -perro a la vista, nosotros que cruzamos a la otra cera.   Con Teresa hemos superados dos talleres con diploma, y seguimos trabajando porque como siempre nos dice : -se lo dejarias hacer a tu hijo, pues entonces..., 
Os dejo la pagina de facebook de Sa Taca" por si necesitáis que os ayuden a ser mejores papás perrunos, -"mi perro no es mi mascota, es mi familia."  

Hice estas galletas para el grupo de ""obediencia básica", la receta la vi aquí.




Ingredientes:
200 gr. de harina de trigo o integral
50 gr. de harina de maíz
75 gr de mantequilla (sin sal) a temperatura ambiente
100 gr de caldo de pollo sin sal
1/2 cucharadita de sal

Elaboración:

  1. En un bol, verter la harina de maíz, harina de trigo, la mantequilla a temperatura ambiente, la sal, hacer un volcán  e incorporar el caldo de pollo.
  2. Mezclamos todos los ingredientes bien con los dedos, formar una bola de masa, envolver en film transparente y reservar en la nevera 30 minutos.
  3. Si la hacemos en la Thermomix, verter todos los ingredientes en el vaso y triturar 20 segundos a velocidad 5, igual como las galletas que yo hago para decorar.
  4. Estiramos la masa entre dos láminas de papel sulfurizado o en film transparante con un rodillo.
  5. Cortamos con el corta-pasta que nos guste, en mi caso tenía este en forma de hueso que me venia que ni pintado.
  6. Precalentar el horno a 180º y hornear 12-15 minutos.
  7. Dejar enfriar, pasar a una rejilla y listas!




Preparé una bolsa para cada compi del grupo, pero no di ni una, soy lo mas, Mars es Max, Niebla es Canela, Cala se escribre con K, en fin, quedo como una anécdota y nos echamos unas risas.



Aqui la tenemos practicando con la tentación delante.

Desde pequeños rodeamos a los niños a elementos relacionados con los animales, ositos de peluche, películas, cuentos, ropas, objetos... hasta que vemos el momento de sustituir esa fantasía por la relación con una mascota real.  Los animales enriquecen nuestras vidas con su compañia, con toda la ternura que son capaces de transmitir y sus travesuras nos enseñan que el amor tiene infinitas formas de manifestarse.



Kira os desea un feliz verano!

María.

Comiendo en el Celler Can Roca #mejorrestaurantedelmundo

El mes de julio empezó para mi familia con un fin de semana lleno de emociones muy dispares entre sí, una de ellas la llevaremos siempre en nuestro corazón y la otra es el motivo de esta entrada.


Que soy pesada...lo sé, pero es lo que se llama "amor de madre", los que me seguís desde el principio, sabeis que la existencia del blog es gracias a mi hija Marta, que la cocina le interesa más bien poco, que cambia horno por ordenador y que a pesar de no entender nuestra filosofía gastronómica, no se podía perder comer en el mejor restaurante del mundo, donde su hermana está actualmente en sus cocinas.
Emoción de ver a Laura (llevaba un tiempo sin verla -in person), emoción de estar en el Celler Can Roca, emoción de ver a mi hija con el delantal de los hermanos Roca, emoción, emoción, emoción...
Fotos, fotos y más fotos, hicimos muchas, y todas precedidas de un woooo!!!


Compartimos experiencia gastronómica con nuestra amiga Teresa, del blog Los postres de Teresa, y empezamos con un selfie!


Desde la entrada al restaurante se vislumbraba movimiento que nos hacía intuir el ritmo de trabajo en el interior.

Nada que ver tiene la visita que hicimos hace unos meses a la cocina, vacia de actividad, sin cuchillos, platos. sin actividad...., esta vez teníamos una guía muy especial.
Fue entrar en la cocina y tener varios dilemas: -molestar lo menos posible (estaban en pleno servicio), -no perderme nada de las explicaciones, -hacer fotos (por supuesto)... aunque todos estaban tan concentrados, coordinados con sus movimientos montando cada composición, colocando ingredientes... que sin apenas darnos cuentas mientras nosotros estábamos exhaustos en nuestro recorrido, iban saliendo muy ordenados platos a sala cuidando todo detalle.


Imposible, significa que no has encontrado la solución, frase de Joan Roca que precede el panel repleto de ideas manuscritas a la entrada de la cocina.





Tuvimos el privilegio de ver el laboratorio I + D donde Chio nos volvió a emocionar con sus explicaciones, y el trabajo tan meticuloso que preparaban para su próxima gira.

El saludo de Jordi Roca nos descolocó el -momento visita cocina, y después de hacernos casi, casi, un publireportaje con él, reorganizamos nuestro cerebro y retomamos las explicaciones de Laura, horno baja temperatura, liofilizadora, aquí mi mesa de trabajo... para una aficionada a la cocina, en ese momento no me hubiera importado comer cualquier cosa dentro del cuarto frío, de pastelería o hasta en el Rocalab con tal de quedarme en la cocina y admirar semejante organización silenciosa.

Pero la filosofía de vida de los hermanos Roca nos esperaba vivirla en la sala, no sin antes tener otro momento publireportaje al cruzar la puerta de salida de la cocina y encontrarnos con Joan Roca que nos recibía cordialmente, contándonos con la humildad y modestia que les caracteriza lo vivido el pasado mes de junio cuando fueron nombrados el número 1 de la lista de los mejores restaurantes del mundo, agradeciendo en todo momento el trabajo de equipo del restaurante.  Nosotros vivimos eses momentos desde casa, también muy emocionados, todo esfuerzo es recompensado, y estos hermanos además son un ejemplo a seguir por como hacen su trabajo y su manera de enseñar.


         

Y por fin llegamos a la mesa, en una sala iluminada con un luz natura que entra a través de un patio central ajardinado y acristalado.  Estábamos dispuestos a volver a emocionarnos.  Me ha costado elegir fotos, pero imposibleeee ponerlas todas, tendréis que ir a probarlas.


Con los aperitivos nos comimos el mundo, Mexico; burrito de mole poblano y guacamole, Turquía: tartaleta de hoja de parra con puré de lentejas, berenjenas y especias con shots de yogur de cabra y pepino,  China: verduras encurtidas con crema de ciruelas,  Marruecos: almendra, rosa, miel, azafrán, ras el hanout, yogurt de cabra, Corea: pan frito con panco y panceta con salsa de soja, kimchi y aceite de sésamo.  Empezamos bien por elegir alguno creo que repito Corea.


Presentación de lujo, recreando un pequeño bar, con los típicos aperitivos españoles, calamares a la romana, riñones al jerez, tortilla de patata y cebolla, espina de anchoa en tempura de arroz de Pals, Campari, me quedo con (redoble de tambores) ...con la tortilla de patatas, que además en la patata tenía una aportación mallorquina, un toque de sobrasada.
Un detalle, los pequeños hombrecitos que se ven el "bar" son los hermanos Roca niños.


La presentación del Helado de oliva verde ES-PEC-TA-CU-LAR, y el Helado IM-PRE-SIO-NAN-TE.


Brioche de trufas, como veis no llegaba a tiempo para hacer la foto.



Infusión de sauco con cerezas de amaretto, cerezas al jengibre y anguila ahumada.




Consomé de verano, me encantó!!! emulsión vegetal, zanahoria, habitas, tirabeques, judia perona, flores y hojas.




Helado de ajo blanco con merengue de Jerez, clorofila y sardina, sin palabras.





Y está presentación de Caballa con encurtidos y hueva de mújol?, salsa de caballa con vino blanco, limón, alcaparras y guindillas en vinagre, tomate frito, hueva de mújol, caballa marinada con sal y azúcar, pero valió la pena descomponerla y degustarla.


Me estoy dando cuenta que casi todo lo que os pongo es de pescado, pero el cochinillo ibérico con ajos tiernos a la brasa, ajo verde, ajo negro, ñoras al ajo, se te caen las lagrimas, y el Jaerrete de ternera con tuber aestivum, ruétano, tendones, aguacate terroso os lo dejo en la foto a continuación, que os parece?





Besugo con samfaina, quiero volverlo a comer!!!

Acompañamos la comida, primero con un Cava Alber i Noya "clasic" El Celler Brut Rva y en el vino nos dejamos aconsejar con un vino de la zona, muy buena elección, Castell d'Encus Ques 09 D.O. Costers del Segre, más que nada es que si nos ponemos a leer la carta de vinos todavía estamos allí leyéndola, jajaja, impresionante.

Estos son algunos de los platos de Menú Festival, que fue el que elegimos.  y ahora los postres...


Suspiro limeño, leche, lima, cilantro, dulce de leche, pisco... la primera foto la hice en la cocina cuando empezaban su elaboración con nitrógeno.


Y para una choco-adipta la Anarkia de chocolate fue lo más, con 47 sabores diferentes, agua, gelatina, crocanti... una locura de texturas.



El carrito de Petits fours nos enamoró, lleno bombones de aceite de oliva, financiers de vainilla, cookies, oreos, piña confitada, ferreros... estas pequeñas delicatessen acompañaron nuestro café.  Y como no nos queriamos ir... nos salimos a la terraza a tomar una copa y esperar a Laura.



Nosotros:  cara de felicidad.
Laura: carita de cansada.


El colofón lo pusimos visitando la bodega con Josep Roca, con más de 3.000 referencias y 50.000 botellas.   


Escuchar a Pitu, como llaman a Josep Roca, nos vuelve a emocionar y recordar la sabiduria, imaginación, sensibilidad y humildad que caracteriza a los hermanos.  Una bodega en la cada botella tiene su espacio especial, sin destacar ninguna en particular., sencilla, con unos pequeños cuartos dedicados a sus zonas vinícolas preferidas: Champagne, Riesling, Borgoña, Priorat y Jerez.   Escucharle hablar sobre cada zona nos emociona, y mucho, en cada estancia un monitor enseña viñedos, paisajes, la música elegida para cada región te transmite unas sensaciones que para una profana como yo te mantiene totalmente concentrada.  Nunca se me habría ocurrido que las burbujas del Champagne se pudieran tocar, pues unas pequeñas bolitas metálicas nos transportan al mundo burbujeante, los pañuelos de seda a Riesling, a la Borgoña nos trasladan unos saquitos de terciopelo, la pizarra al Priorat, y la cáliza a Jerez.  

El momento #piquefutbolero lo puso Marta, quería dejar claro lo que no le había gustado, no podía aguantarse mas, en la cocina había una camiseta del Barça firmada por Messi, para una madrilista hasta la medula, costaba, pero Pitu respondió muy claro, -tienes una enfermedad?, al final mejor dejarlo aquí, creo que los dos guardaron las formas, lo dejaremos como anécdota y cada uno en su casa, jajaja.



Como madre, me parecía increíble que tres hermanos se dedicaran a la cocina, la bodega y la sala en una armonía perfecta, y le hice la pregunta del millón a Joan Roca, 
-¿como se consigue?
 -sin hacer nada en particular, la cocina de nuestra madre representa el pilar fundamental de nuestra cocina, tal vez porque ella nunca nos presionó con el tema, fue surgiendo y poco a poco fue uniéndose el engranaje.



Y llegó la hora de partir, pero no podíamos irnos de Gerona sin hacer la ruta completa de los Roca, última parada la heladería Rocambolesc, decorada al estilo "la fabrica de chocolate", nosotros ya habíamos probado el helado con nubes (podeís ver en mi cuenta de instagram), y por supuesto el polo Helado oscuro, Dark Weyder, en una visita a Rocambolesc Madrid.


Está vez provamos el ROCANAS, polo de fresa con agua de rosa. La foto de abajo es la parte trasera de la caja, me parece de lo más divertida otras narices célebres.



Todavía nos faltan algunos por probar!!!


foto instagram cuenta @jordicasan


Y yo me zampé el panecillo relleno de helado, un panecillo caliente, sellado y relleno de helado sin que se derrita.

Para cuando una Rocambolesc en Palma de Mallorca?

Y para rematar la sémana, el Diario de Mallorca se puso en contacto con Laura y publicaron una entrevista de ella.  Dicen que todo esfuerzo tiene su recompensa.
Felices de que viva estos momentos y aproveche las oportunidades que la vida le va vindrando.

                   

María.
Related Posts with Thumbnails